PODAS

Las podas estacionales en jardines así como las podas puntuales de palmeras y arbolados son una de las especialidades de Poma Medioambiente.

Contamos con un cualificado  equipo de personal para realizar las diferentes podas en altura.

Es importante podar las palmeras para conseguir que se mantengan en perfecto estado, además de estéticamente limpias. Con una buena poda evitaremos el riego que supone la caída de hojas secas, frutos (cocos, dátiles), a gran altura. Controla la molesta anidación de animales no deseados en su entorno y la proliferación de pagas que acabarían dañándola, ya que la poda es un método eficaz de control sobre el estado y la salud de su palmera.

Las palmeras necesitan ser podadas aproximadamente cada año ó dos años, dependiendo de la especie y tamaño de la palmera. La poda de una palmera debe realizarse en épocas con temperaturas templadas, principalmente primavera u otoño. Se deben evitar siempre temperaturas por encima de los 20ºC que puedan favorecer el ataque del picudo rojo, una plaga que está causando la muerte de muchas palmeras.

Después de la poda es obligatorio realizar un tratamiento preventivo para evitar que el Picudo Rojo ataque a la palmera recién podada.

  • PALMERA AFECTADA

Una vez realizada la poda y aplicado el tratamiento, es muy importante retirar los restos. Estos residuos vegetales pueden atraer plagas perjudiciales tanto para las palmeras como para el resto del jardín.

Poma Medioambiente gestiona la correcta eliminación de los residuos de su jardín ya que cuenta con bandejas de poda y camiones para transportarlas al vertedero de Zonzamas.