ELECTRODOMESTICOS

El servicio de recogida de sus residuos eléctricos y electrónicos, es gratuita y como gestores autorizados para residuos peligrosos, garantizamos la correcta gestión para su posterior eliminación y/o aprovechamiento en plantas autorizadas fuera de la isla.

Asegúrese de que sus residuos son gestionados de acuerdo a la normativa ambiental. La
gestión del residuo a través de un Sistema Integrado de Gestión le garantiza que sus residuos son transportados y reciclados en plantas autorizadas para el tratamiento.

La normativa obliga a los distribuidores a recoger los residuos eléctricos y electrónicos cuando el usuario adquiera un nuevo producto, que sea de tipo equivalente o realice las mismas funciones que el aparato que se desecha.

Igualmente, los distribuidores deberán entregar estos residuos a gestores autorizados para la gestión de residuos peligrosos que trabajen con un Sistema Integrado de gestión

El incumplimiento de estas obligaciones puede acarrear sanciones.

Gravedad de la sanción

Dependiendo de su gravedad por el impacto que ocasione en el medio se estipulan tres tipos: Leve, Grave y Muy Grave

Dependiendo del tipo de la sanción:

Leve- Abandono, vertido o eliminación incontrolada de residuos sin daños graves, la cuantía de la multa ascendería de 900 a 9.000€

Grave- La entrada o salida de residuos hacia terceros países sin autorización administrativa y sin cumplimento de la Ley. Así como la falta de marcado o el marcado incorrecto de los productos con lo que  la cuantía de la multa ascendería de 900 a 45.000€ y de 9.001 a 300.000€ cuando el residuo sea o contenga elementos peligrosos.

Muy Grave-  Abandono, vertido o eliminación incontrolada de residuos peligrosos o que hayan producido un daño o deterioro medioambiental grave, así como la ocultación maliciosa de datos.

La cuantía de la multa ascendería de 45.001 a 1.750.000€ y de 301.000€ a 1.750.000€ cuando el residuo sea o contenga elementos peligrosos.